No me acuerdo, joder, pero duele

Tener que dejar a un lado los suspiros, cuando sigiloso cuelas tu lengua lasciva entre mis piernas.

Elegir, joder, por qué mierdas hay que elegir.

No quiero, no puedo, no sé, no me acuerdo.

Deseo seguir gimiendo pero sé que el precio es caro y cuando me de la vuelta me darás por culo a traición, con fuerza, sin vaselina.

Acción reacción, decía Newton. Si me tocas, pongo el freno en punto muerto hasta estamparme contra un muro.

Tropezar siempre en la misma piedra. No hay dos sin tres. Vuelta a empezar.

Aquí viene cuándo la matan.

¿Porculizo mi vida para que no me vengan jodiendo?

¿Disfruto de la jodienda aunque me muera de sufrimiento?

¿Quién es culpable, el que ataca o el que se deja?

¿Quién sufre más de los dos?

¿Quién arrastra más tiempo el peso de los recuerdos?

¿Quién empieza primero?

No tengo ni puta idea.

Tengo que dejar las drogas, no me dejan pensar.

Monotema en mi vida, soy un puto coñazo entre el sí y el no, el blanco y el negro, la izquierda o la derecha.

Me duelen todos los huesos de tantas hostias que me he dado después de viajar drogándome sin medida, y aún así, quiero, necesito seguir haciéndolo.

A las siete me vienen a buscar para llevarme a una clínica de desintoxicación, – tienes que escoger – me han dicho.

A qué narices se refieren, vaqueros o falda corta.

Quizás mis padres estén pensando, que cojones hemos criado.

A lo mejor ellos me estén diciendo que me quieren. Escogiendo. Solo escogiendo a una hija, la que ellos ven, a su heredera, su niñita. La que tuvieron entre algodones. La que va a volver a la universidad y a casarse con un próspero abogado. Escogen a la que mirará hacia otro lado cuando le pongan los cuernos. La que acabará con las reservas de vodka, como su madre, a escondidas; y sonreirá en las putas fiestas de sociedad a las zorras que se acuesten con su marido.

Ellos han escogido y se quedan con una pequeña parte de mí, la que pude haber sido.

Yo decido quedarme con todo. En un collage me convierto, con volúmenes de pasados dolorosos, de presentes algo borrosos y un futuro algo incierto.

Me voy echando leches antes de que den las siete y ya decidiré mañana qué coño hago con los viajes, ahora no puedo pensar, quizás…, quizás compre una casita en la playa y no vuelva a volar jamás.

Anuncios

148 comentarios en “No me acuerdo, joder, pero duele

      1. Pues hace un tiempo estuve a punto de coger un avión jajaja y marcharme a Mozambique.
        Pero peso más la responsabilidad y me quedé. Vamos me hice caquita.
        Es complicado. Cuando estás solo todo es más fácil, pero cuando cuelgan de ti personas Ufff

        Le gusta a 1 persona

      1. La verdad es que no fue a rehabilitación porque su padre y su novio no querian dejar de ingresar el pastón que estaban ganando a cuenta de ella y le comieron el coco para que no fuera, así que de alguna manera es como si la hubieran matado ellos. Una lástima, tenía un inmenso talento y estoy seguro de que aun le quedaban muchas joyas que regalarnos, ahora sólo nos quedan sus grabaciones.

        Le gusta a 1 persona

  1. Qué difícil debe ser no pode elegir cuando no se tiene consciencia de que se puede.
    Genial, Margui, me encantó el redoble inesperado, porque uno comienza a leerte y no se sabe hacia dónde nos llevas, en dónde estamos metidos y quién es el narrador. Hasta que llegas al momento… “ahhh… wow”. (Como le dije alguna vez a H/K, no pienso mandarte foto con mi boca abierta) 😛
    Abrazos, bella.

    Me gusta

  2. Yo me quedo con los vaqueros siempre… no soy mucho de faldas cortas 😛 … creo que los demás siempre se quedan con lo que creen mejor de nosotros… pero cada uno somos lo que somos por nuestras buenas o malas elecciones… y tenemos que quedarnos con todo… algún día e contaré donde me llevaron las mías… tendrías para escribir un libro…

    Le gusta a 1 persona

    1. Cada vez que decido la cago.
      En esta entrada estoy especialmente escatológica. Al final tendré que salir corriendo.
      Los vaqueros me sudan como el culo, mejor vestidos ceñidos por media rodilla, creo.
      Quiero saber saber más… Prometo contar capítulos sin que nadie se entere…
      Pd. Pondrás los postres?

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja. Yo no te considero torpe, otra cosa es que quieras aparentar lo que no eres.
        Mi madre me enseño a no cambiar las gomi que estuvieran chupadas, pero de hacer caso a mi madre nunca hubiera probado el sexo, no me hubiera casado (Craso error por mi parte no haberla hecho caso en esto) 😉 Bueno y en otras muchas cosas, pero es lo que tiene ser hijo y creerse mas que los padres. 🙂

        Le gusta a 1 persona

      2. Jajajaja. Vaya tela, te lo he dicho cámbiame las pastis, no me hago pajas (mentales algunas) físicas nada, demasiado dolor para mi body. Lo de quedarme ciego me lo podrían haber dicho en mi adolescencia, claro que para eso tendría que haberme relacionado con curas. Vade retro satanas. 🙂

        Le gusta a 1 persona

      1. Mmmm la peli sería así.
        Tú eres buena y educada y dirías, – de fresa me la comeré encantada -. Yo, que soy borde como una esquina diría – la fresa que te la coma tu vecina-
        Jsjsjsjs cuidadin el finde que viene peligroso Jajajsjsjs
        Besos Marina

        Le gusta a 1 persona

      1. Reflexionando en voz alta

        Babel, una antología de poemas, prosas y canciones, fue el primer libro publicado en España de Patti Smith.
        La sensibilidad de Patti, según el reputado crítico Jonathan Cott en Rolling Stone, «está muy próxima a las heterodoxas, gnósticas ideas y sensaciones que aparecen en la cosmología de William Blake, al virtualismo y paranoia de Baudelaire, a las iluminaciones de Rimbaud, a las amenazadoras fantasías sexuales de Lautréamont, Bataille y Genet, sin olvidar la incalculable deuda de su programa estético con Artaud». En Babel presenciamos «el ?cine prohibido? de su mente naturalmente alucinada»; está presidido por sus obsesiones con «amor/sexo, drogas y muerte», con su «libertad para vivir intensamente». «Una obra literaria que debe mucho a los simbolistas, a Rimbaud, a los textos entrecortados de Burroughs y a los crueles monólogos de Lou Reed»

        Le gusta a 1 persona

      2. Vale, entiendo bien de lo que hablas.
        Yo… Yo no soy tan valiente.
        Conozco la obra de Rimbaud, sobre todo por un amigo fotógrafo, hemos hablado mucho de ella, sin quedarnos en la mera imagen.
        Son todos autores duros, incomprendidos muchos, pero hablan, para mí, de una realidad más real del cielo que nos pintan

        Le gusta a 1 persona

      3. Reflexionando en voz alta

        Yo de los beat, sólo he leído a Bourrogs y a Keruac.
        Luego encontré Ordinaria Locura de Bukowski y ya no paré hasta leerlo todo de él.

        Me gusta

      1. Reflexionando en voz alta

        A mi me tocó.
        Cuando comprendes que la responsabilidad del autor del disparo perdido va a recaer en el niño para evitar un conflicto político entre potencias y corruptelas varias..Buff!!

        Da igual, yo me refería al modo de escribir.
        Leí Babel (en inglés en el original) a los ¿veinte? y me cautivó. La manera de conjugar palabras sobre sexo, muerte, drogas estremecía.
        luego con los años, tras sufrir, sucumbir y vuelta a levantarme de infiernos varios, lo volví a leer al filo de los cuarenta y fue como una revelación.

        Me gusta

      1. Claro que sí, empezando por las elecciones y los “viajes” que los hay de todo tipo. Siempre pones a pensar con tus escritos, que es la idea y lo logras.
        Abrazos de luz y muchos besos, preciosa

        Me gusta

      1. Jajajaja pues la verdad que no lo había pensado.
        Lleno un año y pico con el blog y ha habido alguna etapa realmente tronchare con respecto s los comentarios.
        Se van creando lazos y una confianza que se deja ver en las conversaciones de los comentarios.
        Hay muchos que van y viene y otros que perduran desde el principio

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s