Mordido por un tiempo inanimado

El placer del frío acero acariciando mis dedos y la sedosa piel de una manzana, a la espera de ser despojada de la ropa que le queda.

Controlar el deseo de paladear sus jugos, agarrando con fuerza el cuchillo para no perder los estribos.

Acariciar el manjar buscando el punto exacto mientras la boca se deshace en un mar de sensaciones.

Solo espero que no se rompa la magia si desgarro sus vestidos.

Firme en el inicio y delicado al girar, respiro despacio al ir desabotonando y puedo ver la carne que me incita a ir más deprisa.

Retengo mis instintos cuando el final está cerca. Las medias voy bajando, mientras me acerco a la fruta para oler el primer bocado.

La pasión se hace conmigo y la monda se rompe en dos pedazos. Cae al suelo y se deshace en otros cuantos. Me quedo mirando helado, dejando caer la manzana que tenía entre las manos. Esta rueda escaleras abajo, marcando un golpe en cada escalón, haciéndome ver lo inútil que soy, lo impaciente y lo amargado. Me dice adiós, hasta siempre, se despide sin volverse y en su espalda puedo leer que no quiere verme jamás.

Me vengo abajo quedándome con la miel en los labios.

Maldiciendo entro de nuevo —sin soltar el cuchillo— al cuarto derecha, el hogar de mi encierro desde hace ya tanto tiempo.

Sin saber ni como, me encuentro en el cuarto de baño con la luz encendida y el grifo brotando.

Siempre termino igual, en el mismo punto, rodeado de baldosines gastados por el pasar de los años y el agua rebosando de la bañera. Cuando la humedad sobrepasa mi cuello y la presión deja atrancada la puerta, me sumerjo tiñendo el escenario de rojo.

Me despierto sobresaltado en mi cama de madera. Dichoso tintineo de un despertador que nunca recuerdo haber puesto. Me recuesto nuevamente y con una mirada se apaga. Será casualidad que siempre acierto en el segundo que su tiempo acaba.

La tarima gastada y reseca hace más audibles unos pasos que se acercan. Pasan de largo y susurran entre ellos. No consigo entender lo que dicen. Cuanto más agudizo el oído más difícil se me hace, pues se van entremezclando adultos y niños, un perro que corretea y un gato que araña mi puerta como queriendo entrar a arañarme.

Me cubro la cabeza con la misma manta que recuerdo desde niño, y angustiado, solo pido volver a dormirme, para olvidarme del miedo.

Abro los ojos y estoy sentado a la mesa de mi desvencijada cocina. Debería tener frío con las ventanas abiertas, pues solo llevo puesto un camisón blanco roído. No siento nada, ya no oigo ningún ruido. Se habrán marchado o quizás mi imaginación está jugando conmigo y nunca estuvieron.

No distingo entre lo real o lo inventado. En mi memoria tengo impresa la soledad. Hace mucho que no vivo acompañado, pero tengo la sensación que hay mucha gente a mi lado, irrumpiendo en mi descanso.

Debería comer algo. Tengo enfrente una manzana y un cuchillo bien afilado.

Me dejo llevar, no me resisto y al notar su contacto vuelvo a estar en el descansillo.

El ritual vuelve a empezar, pero estoy ya cansado de saberme el final. Perdí la cuenta, hace mucho, de los años que llevo o me olvidé de contar.

Me excito de pensar que hoy es el día, que habrá otra oportunidad, pero estoy agotado, ya no puedo ni pensar.

Llevo a cuestas pensamientos y disculpas que ya pesan demasiado y las cadenas que arrastro, a mis pies siempre ancladas, es el duro castigo que me ha impuesto el limbo mientras exista la eternidad.

Anuncios

85 comentarios en “Mordido por un tiempo inanimado

  1. Qué intenso y angustioso. Al principio veía la metáfora, creía que te había puesto cariñosa aunque el cuchillo me mosqueaba. Luego la pesadilla sin más me imaginaba que era muy simple para ti, así que aposté por una duermevela pero tampoco, estado intermedio pero en otro sentido… Muy bueno. Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  2. Mira que escribes bien bribona. Que situación, que estrés y que desenlace. A mi eso de la eternidad como que no me va mucho. Eso de por los siglos de los siglos…pues que quieres que te diga. Leo que ya te han mencionado lo del mito de Sísifo, que es como antes se llamaba en la mitología lo que ahora llamamos el día de la marmota. En fin, que no quiero empezar a desvariar, que me ha gustado mucho Margui.
    Un abrazo que no me importaría repetir y repetir y repetir…

    Le gusta a 2 personas

    1. Ains bribón que cosas me dices, jajaja. Hoy relacionaron el relato con varias cosas, algo diferentes entre sí, pero que todas valen.
      Bueno alguna asemejando al un escritor me sonrojó, porque no de lejos jajaja.
      Tú desvaría que algo de jugo sacaré para seguir escribiendo jajaja 😂.
      Y los abrazos 🤗 los que tú quieras. Jartate

      Le gusta a 1 persona

  3. Después de leer dos veces este relato estremecedor, voy a realizar una reforma urgente en el cuarto de baño para instalar una ducha. Que angustia pasar la eternidad repitiendo las mismas escenas encerrado en el limbo de la nada y apenas rozando la realidad. Es un cuento excelente Margui. Casi prefiero que no escribas tan bien. Un besazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Te diré que lo de quitar la bañera no es el miedo jajaja son los años jajaha. Yo la quité hace poco.
      Y sí, pasearse en camisón por siempre no debe ser muy agradable, ni Sexy si me apuras… y más si es tipo hospital.
      Espero portarme bien en esta vida y no quedarme colgada entre medias jjjj😂😂😂😂

      Le gusta a 2 personas

  4. Qué bueno y qué intenso: qué capacidad tienes para transmitir sensaciones, margui. El agobio del sueño-vigilia repetitivo me ha llevado a recordar a una buena amiga de mis tiempos de facultad: durante casi un curso estuvo soñando lo mismo cada noche: se veía en su sueño rezando el padrenuestro con los brazos en cruz, en la cima de una montaña, y cuando llegaba al “Y no nos dejes caer, Señor”, se caía de la cama y se pegaba una morrada de notemenees (esto último no formaba parte del sueño). Le cogió tanto miedo que temía quedarse dormida. El sueño desapareció cuando se echó un noviete… mano de santo. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. 😂😂😂😂 el subconsciente es maravilloso. Tenía unas ganas locas de enamorarse y lo pidió hasta la extenuación jajaha.
      Oye si funciona voy a ponerme con ello.
      Aquí es algo más que un sueño, no despierta nunca ni se cae de la cama. Rl lo mío es así de cabrón… jajaha

      Le gusta a 1 persona

      1. Juan Carlos Isla

        A ghost Story, se titula… No es peli de miedo, aunque aparecen fantasmas con sábanas 😂. Es una especie de drama filósofico, poético y extraño… Creo que un poco como tus relatos que son de todo menos faltos de originalidad 😉

        Le gusta a 1 persona

  5. Marguimargui, excelente relato, como todos los tuyos, anduve del tingo al tango, primero pensé: alegoría sensual, luego vi que no iba mucho por ahí la cosa, finalmente lo que yo deduje, es que se suicidó en la bañera y estuvo repitiendo eternamente algunos momentos de su vida.
    Por eso no me suicido, ¿qué tal que no llego a donde quiero, con quien quiero y me quedo repitiendo algo doloroso? ¡no! aunque no sé que pasa exactamente con el suicidio, creo que no tengo ganas de experimenterlo en carne propia; debo esperar pacientemente mi hora.
    Me encanta cómo escribes, a todos nos haces entrar al laberinto, a veces te entendemos, otras, no tanto, pero siempre un placer leerte.
    Un maravilloso año 2018, te mando infinitos abrazos de luz.

    Le gusta a 1 persona

    1. Dedujiste muy bien 😊😊😊.
      No sabemos qué pasará realmente. Nadie volvió para contarlo.
      Tú debes seguir disfrutando de la vida, con lo que tienes y si has de encontrarte con tu amado, él te estará esperando.
      Tenemos mucho por hacer, no lo tires por la ventana Silvia
      Gracia por tus comentarios, siempre tan bonitos
      Besos 😘

      Le gusta a 1 persona

      1. Me da gusto haber atinado, gracias.
        En realidad sí sabemos lo que nos cuentan los que han vuelto, sin entrar: ECM y los que se comunican con nosotros ya estando más allá o ven lo que pasó en una muerte pasada (yo lo he visto).
        Sé que Danny me está esperando y supongo que aún tengo algo que hacer, puesto que aún estoy aquí. Gracias por tu apoyo y consejos.
        Abrazos de luz

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s