De mi ser te alimento. Por tu placer muero

Hace tanto que vivimos juntas que ya ni recuerdo las veces que me ha atacado sin piedad.

Nuestro tiempo se va consumiendo con el paso de los años. No soporto su presencia. Su simple olor me revuelve las tripas, mas solo de pensar en no tenerla conmigo, me hace pensar que una parte de mi se irá con ella. Ni contigo ni sin ti dice el refrán. Relación de amor odio que tantas sufrimos.

Me ronda durante días para pillarme con la guardia cambiada. Se acerca sigilosa intentando no hacer ruido. Yo, que conozco sus movimientos, la espero a menudo escondida y la sorprendo con toda mi artillería pesada, para amortiguar el dolor.

Últimamente desaparece y con desesperación la busco por todos los rincones. Cuando pienso que no va a volver, arremete contra mí, hincando su fuerza en mi bajo vientre.

Su risa por mi desconcierto, hace que brote al instante. Su paciencia me enloquece, pues disfruta con el hilo inicial, para verme más tarde, retorcida sangrando a borbotones.

Hoy, como tantos meses, ha vuelto mi amante enemiga a golpearme.

Tengo que llamarte, pues en cinco días, tendremos que dejarlo todo, para consumar lo que ciclo a ciclo venimos haciendo por años.

Apenas queda un goteo de la herida cuando llamas a la puerta.

Con el ritual de siempre, tu sin quitarte el abrigo y yo con las bragas puestas, me saludas, sin decir palabra, olfateándome el pelo. Pasas al cuello con delicadeza y te deleitas cuando llegas a la nuca, levantándome el cabello, para lamérmela de abajo a arriba.

Mi piel responde erizándose y tú, en descenso continuo, buscas entre mis vertebras, el lugar exacto dónde anestesiarme.

Cuatro manos inertes. No entran en los planes trazados. Las tuyas cubiertas de látex, las mías aprisionando mis muslos, para que no sigan sus instintos.

Veintiocho lunas han pasado desde la última vez. Veintiocho soles contados, tachados en el calendario.

La mesa de operaciones me espera y me encamino sin oponer resistencia.

Recostada, con el techo sobre mis ojos, sumida en un trance que me lleva a dejarme hacer, extiendo los brazos por encima de los hombros. Las sogas aprisionan mis muñecas y doy rienda suelta a mis piernas hasta llegar a los extremos opuestos en un ángulo de cuarenta y cinco grados perfectos. Allí esperan dos cuerdas que mis tobillos sujetan.

Mi sexo expuesto y tu boca entreabierta anuncia el desenlace, mas tus pasos se alejan. Olvido siempre que te gusta deleitarte, observar como crece la tensión en mí para ir abandonándome.

Codos y rodillas dejan al descubierto que tu plan surte efecto. Vencidas, se relajan sobre el cuero sobre el que estoy tumbada y mi cabeza queda colgando pues ya no puedo mantenerla recta.

Como buen cirujano te aproximas, instrumental en mano. El frío metal me hace volver al minuto inicial. Se abre camino entre mis nalgas. El pulso se me acelera al sentir la presión desgarradora, al principio insoportable y más tarde deliciosa.

Tu aliento rozando mis ingles me desmorona. Tu nariz comprueba que estoy lista y se pasea por todos los pliegues posibles, queriendo entrar donde la oscuridad de mi coño no la deje respirar.

Tus dedos, siempre enfundados, llegan más adentro de lo que pudo tu olfato, y al volver a sacarlos tu lengua los saborea. Los vestigios de los días pasados hacen de tu suspiro un leve jadeo, cuando por tu índice se derrama mi ser.

Mis labios se dejan abrir por el corazón de tu mano y el pulgar se pasea apartándolos, quedando al descubierto el secreto de mis orgasmos.

Cadera erguida, entre gemidos, busco tu boca reseca, ansiando saciarte con los jugos que me quedan. Pasas la correa que pendía de los lados alrededor de mi estómago, para dejarme anclada a la mesa. Anular y meñique intentan llegar más lejos que sus hermanos, rebañando todo el espacio.

El aliento en mi entrepierna vuelve a hacerme temblar, cuando acoplados nuestros labios se empiezan a besar. Mi elixir te hace más fuerte y aceleras la succión cuando sientes que voy a correrme. Te masturbas a la vez para seguirme los pasos y en un grito desesperado culminamos el acto.

Mi ángel sediento, mi señor, mi dueño. Ya solo queda esperar que mi amada enemiga vuelva como un reloj a dañarme y todo vuelva a empezar.

Anuncios

88 comentarios en “De mi ser te alimento. Por tu placer muero

  1. Fran

    ¡Espléndido! Has comenzado con cierta intriga, y nos has ido introduciendo poco a poco en la acción, hasta llegar al desenlace potente, y todo descrito magníficamente, con una buena frase final. Creo que está muy bien estructurado, y has sabido llevar el ritmo con gran maestría. Te felicito, y espero poder seguir leyendo relatos así, con tu estilo propio. Gracias por compartirlo. Un fuerte abrazo Margui.

    Le gusta a 1 persona

      1. Buaaa Patricia, estamos todos en el punto de salir despegando 😂😂😂😂. Aquí no hay comparaciones, solo hacerlo con cariño y dedicación… tú estás entre estas, de la mano vamos
        Besazos y gracias por tu cacho de palabras 😊😊😊

        Le gusta a 1 persona

      1. Ningún personaje es blanco o negro, todos tienen una historia y pasado. Hasta el más villano tiene un porqué, algo escondido, que te hace en muchas ocasiones sentir ternura… si se refleja bien lo que ocurre jj.
        Para mí no hay historia plana, siempre hay muchas versiones detrás
        Bufff que rollo te he metido 😂😂😂

        Le gusta a 4 personas

      1. 😊😊 yo tengo cristalino lo que pasa 😂😂. Es verdad que depende del cristal con que se mire y de la mente perversa con que imagines 😂😂😂. Ya sabes que no me gusta dar nada por supuesto, así es que dejo que cada cual vaya por donde quiera.

        Le gusta a 1 persona

  2. Puta regla… no siempre la siento así. Como tampoco siento así cuando estoy en el ginecólogo, lo odio con todas mis fuerzas, con toda mi alma jajajaja Veo que tú buscas la mejor ocasión para transformarlo en orgasmo jajajaja Ya está bien…. pero yo con esa escena, imposible. Supongo que haber pasado por el quirófano hace mucho tiempo me hace tener reticencias 😛
    Abrazote, Margui

    Le gusta a 3 personas

  3. Hoy estoy “muy Chus”, pero soy yo, porque no entiendo ni lo que yo misma escribo. Pero lo leí tres veces, ya que tengo la maldita costumbre de leerte entre líneas. Entonces, leo más allá y quiero el más acá. Ya lo capté, voy lenta después de un desmayo, sepa disculpar usted mi poco arte para tanta escritura. Va otro aplauso a esas escenas que solo tú amarras a lo que en realidad es cotidiano. 🙂
    Abrazos de los míos, pesha, ¡siempre exquisito leerte!

    Le gusta a 4 personas

    1. Os intercambiáis intenciones Chis y tú jajaja. Hoy estuvo cojonudo en el comentario jajaha, que tío.
      Ay Pocket, que vas a volverte majareta con tanto buscarme cuando escribo jajaja. Tú empieza siempre por lo básico, y luego si quieres más, ve quitando ropa.
      En este caso, lo básico es la mar de diver 👅👅👅
      Gracias perra, love
      Pd, que coño te ha pasado?

      Le gusta a 1 persona

      1. Pd: he caído dura al suelo e inconsciente, por lo tanto mi cerebrito ha sufrido “conmoción cerebral”. Menos mal que mi altura es básicamente a metro y medio de la tierra, por lo tanto esa es la distancia que soportó mi cuerpo al caer contra el suelo. En fin, prohibidas las pantallas y varias cosas más. A la mierda la escritura, los blogs, el móvil, etc. Otro larrrgo recreo pa recuperarme. Divina yo, cada día más “smart”. Una boluda, vamos.
        Love you, amo leerte, ya lo sabes. 😉

        Le gusta a 1 persona

  4. Voy a ser sincero como siempre: no entendí una mierda y mira que lo leí y releí. Cuando creo que te tengo, te me escapas entre los dedos, vuelves, me llevas, me traes y haces conmigo lo que quieres. Sublime, como siempre chica guapa 😘 ❤️

    Le gusta a 3 personas

    1. La hostia Chus… para no haberte enterado, pedazo de comentario has escrito…
      en ti favor diré que no estás solo 😂😂😂. Hay varios dándole vueltas.
      El caso es que a ti te la suda 💋😂💋, te gusta y punto pelota 😂😂😂😍. Con seguidores así, tengo el éxito ganado

      Le gusta a 1 persona

  5. Me gusta como escribes, como nos metes en la historia, como percibimos la tensión in crescendo, palabra a palabra, eludiendo tabúes, con un ritmo pausado pero constante, hasta alcanzar el climax final de la historia. Enhorabuena.
    No eres fácil de leer Margui y eso me atrae. También te reconozco que me tranquiliza leer otros comentarios y comprobar que no soy el único que necesita leerse el texto dos veces para hilvanar la historia en su justa medida, entrando en los recovecos que siempre planteas y que en ocasiones me pasan desapercibidos en una primera lectura.
    En fin…compañera, excelente. Solo me queda enviarte un abrazo bien grande.

    Le gusta a 1 persona

    1. 😂😂😂 y yo que creía que tenía muchas visitas y es que entráis varias veces cada uno 😊😊😊.
      Que gusto tener amigos como tú que me dicen cosas tan bonitas.
      Después de dos años en el blog dan ganas de seguir a toda leche.
      Gracias por estar siempre cerca leyéndome.
      Besazos guaper ❤️❤️❤️💋

      Le gusta a 1 persona

  6. Creo que el problema mío que no estoy bien informada sobre los detalles como…” El frío metal me hace volver al minuto inicial. Se abre camino entre mis nalgas…” y unos cuantos más. Así que ya soy mayorcita , voy a enterrarme de los instrumentos que se usan en ciertas ocasiones. El texto, además de ser tan detallado en plan técnico , engancha por su pasión , es muy vivo. Bueno, como todos tus textos que gritan, lloran y sufren de verdad. Un abrazo , Margui.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ve poniéndote al día y cuando estés lista me avisas para ver el resultado 😊😊😊. Este mundo no tiene final, niña. La imaginación es inagotable.
      Gracias una y mil veces por tus palabras, que siempre están ahí para levantarme la moral
      Pd. Joder, no me llegó la notificación y se me coló el comentario. Que desastre soy 😞😞

      Le gusta a 1 persona

  7. Eres pura ciencia tensión, Margui!!! El estomago en la boca ¿o al revés?
    Un amante ginecólogo? tu si que sabes, esos se deben conocer todos los puntos claves habidos y por haber….jajajaj. Ahora eso de tanta sangre, a mi como que no me busques, mejor que deje las cadenas guardadas para cuando se acabe la tarjeta roja. jijijij.

    Besos.

    Le gusta a 2 personas

    1. 😂😂😂 me muero 😂😂😂. Nada de ginecólogo, tan solo un vicioso con gustos intensos y especiales. Jajaja. Un experto y las artes de dominar…
      ains ciencia tensión jajaja un nuevo género…¡vamos a patentarlo, coño!
      Besazos guaperrima 💋💋💋❤️

      Le gusta a 1 persona

      1. Juan Carlos Isla

        Vaya qué torpe he andado…
        ¿Tiene que ver con eso de “Hoy, como tantos meses, ha vuelto mi amante enemiga a golpearme” y con lo de las 28 lunas?.
        Cuando “ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedio”… normalmente suele ser “sin” cuando los tienen…

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s