Su destino en una mirada

00.-  Como si pudiera cortarla con un cuchillo, la niebla rodea mi vida, para impedir que vea mas allá de mis sentidos. De libro. Qué sería de las pelis de terror sin la espesura blanquecina que centra las miradas en el protagonista en cuestión.

Sola de nuevo, como al principio, como siempre. Mi coche avanza, buscando la salida, sigo la línea blanca para no perderme en el camino. Silencio, oscuridad, no hay vida, cuando el gris se apodera de nosotros.

El impacto me saca del ensueño en que me encuentro. No quito el contacto, respiro, pienso en huir, recapacito, casi puedo oír los latidos que la banda sonora ha puesto en la escena. Mis ojos se abren paso en lo que no quieren ver, y la cámara lenta me muestra su cuerpo sobre el asfalto. Sumergida en mis recuerdos, busco en que rincón de ellos se encuentra. Te tengo.

si quieres mas…

En ti me quedo

Contigo, no a tu lado, unidos, no revueltos, encerrados pero libres, amantes sin carne de por medio, anudados sin enredos que nos líen, juntos sin estar atados.

Que será que estás pensando que me miras con recelo, que pasa por tu cabeza cuando mis manos rodean el cuerpo que estoy usurpando.

si quieres mas…

Requiem por una polla desarmada

Vivo, que no respiro, mas entre pálpitos me desplazo, anhelando encontrar mi camino.

Por mis venas sinuosas se acumula el desenfreno, que a trompicones a veces y otras con más talento, se vienen arriba buscando, un refugio entre lamentos.

Amigas y conocidas se cruzan en mi camino y sin mirarnos siquiera simulamos indiferencia, que por ser únicas en nuestra especie, existimos comparando, transitamos con la esperanza de no ser derrotadas en el primer asalto.

si quieres mas…

Anunciada despedida

Me enfurece, no saber, no recordar, en que momento, en que instante, deje de ver tus ojos para encontrar solo oscuridad. Como pude pasar por encima y no darme cuenta del instante en que dejamos de vernos. Ayúdame joder, tu eres el listo, el que tiene todo controlado, tú lo apuntas todo. ¿cómo, cuándo, por qué? Dejé de ver tu piel, y me diste la espalda.

El silencio en que te escondes delata tus intenciones, dime cuando te marchaste volviendo cada día a darme un beso de buenas noches. Conversaciones vacías, palabras sin reproches. Ten cojones y dime por qué te fuiste y volviste cada noche.

si quieres mas…

Fragilidad de un momento

¿A que jugamos invadiendo una gota con las manos?, inconscientes, pero a sabiendas que con siquiera rozarla, resbalará entre los dedos, para convertirse en agua.

Una imagen, un cabello, unos ojos traicioneros, ¿en qué momento?, no recuerdo, dije si, estoy de acuerdo, que solo tu nombre leo y no se si es el cierto, no se lo que quieres, ni cuales son tus anhelos, no se de tus miedos, no puedo entrar en tus sueños, mas la luz de tu mirada me arrastra a decir, si quiero.

si quieres mas…

Del querer y otros delirios

Ya no puedo verte a solas, porque quiero

¿Cómo quieres?

Quiero despacio y sin descanso, quiero desde antes de saberlo, sin preguntas que me aten a su lado, desde el primer día que me dijo vamos, mas a otras mujeres seguí amando para poco a poco irlas olvidando. Quiero irme acercando y me alejo del deseo que corrompe el querer tantos años añorado.

¿Qué quieres?

si quieres mas…

La perdición que me inspira

Agrietada por la sequedad del pasado, la cáscara que cubría mi cuerpo ha quedado esparcida por el suelo. En carne viva me hallo, con las entrañas al aire, dejando que me acaricie los rincones que antes estaban cubiertos. Mi corazón se interpone al resto, acompasado en su incesante latir, queriendo escapar de la cárcel de huesos que con mi cuerpo he cubierto.

¿Quién eres tú? Que no reconozco ni mi cara, ni mis ojos, ni mi pelo.

¿Qué has hecho conmigo? ¿Dónde has escondido al Yo que desde que nací me acompañó en mi destino?

si quieres mas…

Eres mía

Farola que me abraza a medio gas, mi farola, tantas horas observando mi vida desde aquí. Tiempo a la espera, minutos eternos, buscando el momento perfecto de coger lo que es mío.

El camión de la basura anuncia que son las 9.00, mi corazón acelerado sabe que tu sonrisa está cerca, que tus caderas ceñidas en los jeans bien ajustados, van a saludarme con el suave contoneo de tu cadencia al caminar.

Unos segundos en la puerta, tus ojos, míos, como cada día, buscan mi presencia, porque sabes que eres mía, me perteneces, sabes que esto es de por vida, que no soltaré la cadena que nos condenó a estar juntos desde el primer día.

si quieres mas…

No me quites lo que es mío

¿Qué quieres, mis manos? Aun sin ellas puedo seguir viviendo, expresar lo que siento con mi cuerpo, con mis ojos, con la piel erizada cuando vibro por dentro.

-No me has respondido… ¿Dónde los tienes guardados?

Sola, a oscuras, una sola luz contra mi rostro que ciega la posibilidad de saber quien me pregunta. El hambre nubla el ingenio de poder salir airosa de este secuestro a traición. Sedienta sigo escuchando sin que tu obtengas respuesta.

si quieres mas…