Hoy es el día

Y con el fin empiezo, terrible disyuntiva de quien vuelve siempre al principio. Aquí me quedo por mis cojones o porque no tengo más remedio.

Los créditos van saliendo con mi cuerpo tirado en el suelo, sabor a hierro en mi boca, mis ojos aún abiertos. ¿Quién contará mi historia, si ni yo misma la recuerdo?.

En lo que dura un segundo tuve tiempo de volar, en medio de un alarido sintiendo el impacto en mi cuerpo antes de llegar al suelo. Después, todo se hizo silencio.

si quieres mas…

Conmigo siempre, contigo vivo

Ella ya lo sabía, antes siquiera de morderle los labios, sabía que con él empezaría un nuevo camino desconocido en todos los sentidos.

Él, oculto en la maleza, avanzando despacio para no dar un paso en falso, estudiando sus quehaceres, conteniendo el deseo de acercarse y poder recorrer su piel deleitándose en las curvas, acariciando los pliegues, escuchando los latidos que sin pausa, tanto tiempo, ella le estaba dedicando.

si quieres mas…

Zorra nací o me hicieron

En el destino de cada uno están las claves del desenlace. De si me fui haciendo con los años o nací con la Z grabada en el pecho dirigiendo esta los designios que para mí estaban escritos.

Engendrada en el embuste que el Dios de Dioses tramó disfrazado de cisne. Me regaló la belleza contenida en un huevo y prisionera en su cáscara desarrollé atributos a oscuras, sin saber que me esperaba. A golpes busqué la luz y una vez la celda quebrada sentí por primera vez, como miles de ojos, la inocencia me robaban.

si quieres mas…

Historia de dos verdades

Lo que soy y lo que siento. Los propósitos que tengo y que solos bajan peldaño a peldaño sin encontrar la subida. Lo que valgo teniéndolo todo sin poder siquiera rozarlo. Compro y vendo pensamientos, a veces regalo caricias, en ocasiones robo besos, me ofrezco como un chollo y recojo a precio de oro. Consumida en un mundo de consumismo absoluto, sin dinero de por medio, mas pagando el peaje del trueque de sentimientos.

si quieres mas…

Tu ojo en mi mano

Perfilando contornos, a la antigua usanza, tirando de sensaciones, sin necesidad de lápiz y papel, me dibujas en tu mente. Formateas a tu modo las curvas de mi cara, adivinas volúmenes, marcas mis puntos fuertes y cuando tienes listo el boceto, desnudas mi cuerpo, para poder seguir descubriendo.

Hurgas en mis entrañas releyendo los espacios en blanco. Donde puse un punto, tú añades la coma, si exclamé a voz en grito, tú terminas interrogando. Cuando aplico la cursiva, tú la negrita resaltas, y si quiero terminar, tú regresas al principio para que mi alma no quede callada.

si quieres mas…

Arraigo de amor silenciado

Tiempo indefinido que terminará en el mismo instante en el que vuelva a abrirse la puerta. No hay arena en mi reloj, solo la espera.

Piensa, joder, piensa. No cuentes, concéntrate en cambiar palabras por golpes. Me tienen, lo saben. Mi punto débil es el dolor. Imbécil, soy un imbécil. Les di la clave cuando acercaron un cigarro a mis ojos y estos reflejaron el terror. Mis brazos entumecidos. Temblorosos mis labios, incapaces de articular mi inocencia.

si quieres mas…

Seis velas para mujer sin edad

Nueve veces llegó el frío, diez veces me consumió el calor. Recuerdos resumidos en bloques de sensaciones, según mi cuerpo empequeñecía tiritando o se expandía en sudor ocupando todo el espacio.

Elegí vivir sumando, fue un proceso de aprendizaje, pues en el comienzo, el símbolo negativo se instauró en mis días y noches. Restaba el olor a ropa limpia, el sabor de la sopa caliente, el sonido de las páginas cuando pasan lentamente, la suavidad de su barba, la intensidad del carmín de sus labios… Cuando ya nada me quedó a lo que aferrarme, quedé sumida en un pozo de variantes que marcaban la rutina de mis días.

si quieres mas…