A fuego lento

A la espera del crepitar, al contacto del solido y el líquido, con la temperatura justa que cada cuerpo necesita para ser cocinado.

Ensimismada, a la espera del momento justo en que el aceite envuelva a su víctima y la cubra con el burbujeo peligroso, en el que ya no hay vuelta atrás. En mis pensamientos deseo pasar mis dedos por la superficie sedosa, saber si ya está listo. La espera me mata, no da pistas, si te adelantas te vas al fondo, si te atrasas, te abrasará antes del punto justo.

si quieres mas…

Que será, será…

Adivina adivinanza, que será lo que estoy sintiendo, que no tengo sueño ni hambre, que el corazón se detiene, que el estómago me arde. Adivina adivinanza, si me pecho queda abierto y mi cabeza se cierra a la verdad delirante.

“Desencajado, desentendido de meter polla en caliente cuando me tocan el mambo, no a diario, pero a menudo frecuente.

Eunuco me he quedado sin querer saber que me ocurre, que me pasa, el porque de este estado impertinente.

si quieres mas…

Requiem por una polla desarmada

Vivo, que no respiro, mas entre pálpitos me desplazo, anhelando encontrar mi camino.

Por mis venas sinuosas se acumula el desenfreno, que a trompicones a veces y otras con más talento, se vienen arriba buscando, un refugio entre lamentos.

Amigas y conocidas se cruzan en mi camino y sin mirarnos siquiera simulamos indiferencia, que por ser únicas en nuestra especie, existimos comparando, transitamos con la esperanza de no ser derrotadas en el primer asalto.

si quieres mas…

Anunciada despedida

Me enfurece, no saber, no recordar, en que momento, en que instante, deje de ver tus ojos para encontrar solo oscuridad. Como pude pasar por encima y no darme cuenta del instante en que dejamos de vernos. Ayúdame joder, tu eres el listo, el que tiene todo controlado, tú lo apuntas todo. ¿cómo, cuándo, por qué? Dejé de ver tu piel, y me diste la espalda.

El silencio en que te escondes delata tus intenciones, dime cuando te marchaste volviendo cada día a darme un beso de buenas noches. Conversaciones vacías, palabras sin reproches. Ten cojones y dime por qué te fuiste y volviste cada noche.

si quieres mas…

Volver

Volver… ¿es empezar de nuevo?

Al regresar ¿estoy retrocediendo o simplemente retomo desde donde lo dejé?.

¿Y si no recuerdo dónde estaba cuando me fui por un tiempo y al desandar me vuelvo a perder?.

No reconozco el lugar, si es mi vida o la de otro. Ya no sé si voy o vengo, ya no sé donde me encuentro.

De cero, vacía de sensaciones vuelvo a contaros lo que siento, lo que pasa en mi cabeza, lo que recorre mi cuerpo.

Solo espero elegir el camino certero, para no tener que volver, volver a empezar de nuevo.

Fragilidad de un momento

¿A que jugamos invadiendo una gota con las manos?, inconscientes, pero a sabiendas que con siquiera rozarla, resbalará entre los dedos, para convertirse en agua.

Una imagen, un cabello, unos ojos traicioneros, ¿en qué momento?, no recuerdo, dije si, estoy de acuerdo, que solo tu nombre leo y no se si es el cierto, no se lo que quieres, ni cuales son tus anhelos, no se de tus miedos, no puedo entrar en tus sueños, mas la luz de tu mirada me arrastra a decir, si quiero.

si quieres mas…

Del querer y otros delirios

Ya no puedo verte a solas, porque quiero

¿Cómo quieres?

Quiero despacio y sin descanso, quiero desde antes de saberlo, sin preguntas que me aten a su lado, desde el primer día que me dijo vamos, mas a otras mujeres seguí amando para poco a poco irlas olvidando. Quiero irme acercando y me alejo del deseo que corrompe el querer tantos años añorado.

¿Qué quieres?

si quieres mas…

La perdición que me inspira

Agrietada por la sequedad del pasado, la cáscara que cubría mi cuerpo ha quedado esparcida por el suelo. En carne viva me hallo, con las entrañas al aire, dejando que me acaricie los rincones que antes estaban cubiertos. Mi corazón se interpone al resto, acompasado en su incesante latir, queriendo escapar de la cárcel de huesos que con mi cuerpo he cubierto.

¿Quién eres tú? Que no reconozco ni mi cara, ni mis ojos, ni mi pelo.

¿Qué has hecho conmigo? ¿Dónde has escondido al Yo que desde que nací me acompañó en mi destino?

si quieres mas…

Hago luego pienso

Y que siempre me lance al vacío sin pensar que tal vez haga frío, y ahora que, y tu sin venir, y la llave, ayyyy, la llave, tan lejos la veo que casi ni la veo y tan cerca a la vez que podría rozarla con los pies. Atrapada por mi misma, amarrada, en qué pensaba que la razón se nubló y ya no hubo tiempo de nada. Que todo lo hago igual, que hago, luego pienso; luego de después, no de entonces.. si después siempre, tarde siempre, y así me veo…

El teléfono que suena, y parece que riera, serás tu que te retrasas o tal vez que nunca vengas, y si nadie me echa de menos y si la muerte me espera sin poder probar tu veneno que me mata por momentos, esposada al cabecero…

si quieres mas…