Mensaje recibido en el cruce de caminos

  • Me comería algo.
  • Torrente de glándulas salivares, de saberme buscando entre tus labios.
  • Una pizza cuatro quesos estaría de vicio.
  • Entonces de follar ni hablamos.
  • Ya si eso lo vamos pensando.

Comunicamos, en stand by, sin cobertura, llevamos ya tanto tiempo, que ni siquiera puedo recordarlo. Tuvimos línea abierta o construimos nuestras vidas sobre dos “  en blanco.

si quieres mas…

Corazón consumido,manjar consumado

Niño mío, corazón, que perdido en el destierro, hibernaste durmiendo tus penas, recluyéndote en porquera y bañándote en la mierda que tú mismo has ido cagando.
Hasta los huevos del hedor que tu cuerpo va macerando, sacas el hocico al mundo, para vomitar las miserias, que entre barrotes te han encerrado.
Regurgitando recuerdos que en la garganta te queman, has conseguido sacar, la cabeza entre las rejas.

si quieres mas…

Que soy si nada guardo

En lo mucho o poco que tengo paso el día relativizando. Soy lo que proyecto o la realidad es lo que guardo. Con que me quedo cuando la nada invade mis espacios. El vacío va ocupando mi yo, desterrando las rutinas que dan la paz a mis días.

Reduzco espacio de movimiento, los kilómetros a los que antes llegaba, ahora son irrelevantes, cuan pequeña me veo en la inmensidad del mundo, que grande me siento con mi nada en este metro cuadrado.

si quieres mas…

Sonata en do de sexo

Asomada al balcón, la inocencia, a voz en grito, reclama nuestra mirada. Nosotros, sordos del deseo que nos embarga, hacemos caso omiso a la incesante llamada y ciegos caminamos corrompidos por el vicio que nos atrapa.
En la puerta está el destino y detrás un mundo oscuro de pasiones desatadas. Las manos tenemos selladas, siento que somos uno, yo sin ti no pinto nada, tú sin mí andas perdido. Sórdida normalidad nos rodea. La música que envuelve todo, luz justa, una barra, e infinidad de ojos que nos desnudan con la mirada.
si quieres mas…

Su destino en una mirada

00.-  Como si pudiera cortarla con un cuchillo, la niebla rodea mi vida, para impedir que vea mas allá de mis sentidos. De libro. Qué sería de las pelis de terror sin la espesura blanquecina que centra las miradas en el protagonista en cuestión.

Sola de nuevo, como al principio, como siempre. Mi coche avanza, buscando la salida, sigo la línea blanca para no perderme en el camino. Silencio, oscuridad, no hay vida, cuando el gris se apodera de nosotros.

El impacto me saca del ensueño en que me encuentro. No quito el contacto, respiro, pienso en huir, recapacito, casi puedo oír los latidos que la banda sonora ha puesto en la escena. Mis ojos se abren paso en lo que no quieren ver, y la cámara lenta me muestra su cuerpo sobre el asfalto. Sumergida en mis recuerdos, busco en que rincón de ellos se encuentra. Te tengo.

si quieres mas…

A fuego lento

A la espera del crepitar, al contacto del solido y el líquido, con la temperatura justa que cada cuerpo necesita para ser cocinado.

Ensimismada, a la espera del momento justo en que el aceite envuelva a su víctima y la cubra con el burbujeo peligroso, en el que ya no hay vuelta atrás. En mis pensamientos deseo pasar mis dedos por la superficie sedosa, saber si ya está listo. La espera me mata, no da pistas, si te adelantas te vas al fondo, si te atrasas, te abrasará antes del punto justo.

si quieres mas…