Resistir en el abandono, arremetiendo con fuerza

Me resistí, intenté convencer al resto para que no abandonaran el cuerpo que les albergaba. Era duro luchar contra corriente, lo sé, pero qué nos quedaría si nos rendíamos. ¿Deambular en busca de alguien que quisiera acogernos? No es fácil que otros quieran quedarse con lo que se ha desechado.

Busqué a ciegas los lugares clave en los que siempre me respondía. En soledad recorrí sus rincones, pulsé sus teclas para hacerle reaccionar. Repetí las tácticas que tantas veces me habían hecho triunfar, haciendo que la pasión se desbocara y el amor le llevara al desenfreno. Ni un músculo se le movió, ni un gesto que me alentara a continuar con la incitación.

si quieres mas…

A Tintero Abierto

—¿Me quieres acompañar? —me preguntó ella, hace meses, cuando todo estaba a punto de empezar. Entre dudas, como siempre, contesté que no es cuestión de ir, sino de estar siempre a su lado.

—No te enrolles, ¿quieres escribirme el prólogo de “A Tintero abierto” o no?

A Henar de Andrés no hay cojones a llevarle la contraria. Dije sí sin saber siquiera de qué iba a escribir.

si quieres mas…

De mi ser te alimento. Por tu placer muero

Hace tanto que vivimos juntas que ya ni recuerdo las veces que me ha atacado sin piedad.

Nuestro tiempo se va consumiendo con el paso de los años. No soporto su presencia. Su simple olor me revuelve las tripas, mas solo de pensar en no tenerla conmigo, me hace pensar que una parte de mi se irá con ella. Ni contigo ni sin ti dice el refrán. Relación de amor odio que tantas sufrimos.

Me ronda durante días para pillarme con la guardia cambiada. Se acerca sigilosa intentando no hacer ruido. Yo, que conozco sus movimientos, la espero a menudo escondida y la sorprendo con toda mi artillería pesada, para amortiguar el dolor.

si quieres mas…

Versión de un reflejo de mí misma.

La humedad, disfrazada de pintura resquebrajada, entumece los recuerdos de lo que un día fue, y hoy, cerrado a cal y canto, permanece en el olvido. Las termitas se han instalado a su antojo y el olor a rancio emborrona el clamor de los aplausos que me calaron los huesos cuando un día os hice libres.

Candados fijando puertas de un teatro desvencijado; condenado al olvido. Años paseando por delante los porqués de quedarme callada, de no atravesar sus ventanas. Arrepentida de consentir que hicieran con vosotros lo que quisieran. Enfadada conmigo misma por no escuchar vuestras quejas.

En sesión privada, con la ruina haciendo mella, vengo a rendíos cuentas.

si quieres mas…

Universos deshechados con mi mundo en la entrepierna

Era tan feliz en los 90. Desde mi ventana respiraba la ebullición que por las calles corría. Chatarreros a los que todo les valía, tapiceros que sin tela se mostraban, afiladores silbando en mi oído, que dejarían a punto sus armas sobre mi mesa. Los fruteros, en las aceras, me enseñaban el dulzor de sus promesas y butaneros que solo con ver mi mano, subían al cuarto piso cargados de calor, con mi puerta siempre abierta.
si quieres mas…

Hoy es el día

Y con el fin empiezo, terrible disyuntiva de quien vuelve siempre al principio. Aquí me quedo por mis cojones o porque no tengo más remedio.

Los créditos van saliendo con mi cuerpo tirado en el suelo, sabor a hierro en mi boca, mis ojos aún abiertos. ¿Quién contará mi historia, si ni yo misma la recuerdo?.

En lo que dura un segundo tuve tiempo de volar, en medio de un alarido sintiendo el impacto en mi cuerpo antes de llegar al suelo. Después, todo se hizo silencio.

si quieres mas…