Del querer y otros delirios

Ya no puedo verte a solas, porque quiero

¿Cómo quieres?

Quiero despacio y sin descanso, quiero desde antes de saberlo, sin preguntas que me aten a su lado, desde el primer día que me dijo vamos, mas a otras mujeres seguí amando para poco a poco irlas olvidando. Quiero irme acercando y me alejo del deseo que corrompe el querer tantos años añorado.

¿Qué quieres?

Quiero hablarte sin tener que recordarte, mirarte sin ver tus labios, rozarte sin sentir el veneno que nos llevaba a un sillón en el que borrachos de sexo nos amábamos sin pensar que el querer estaba en otra parte.

¿Cuándo quieres?

Quiero ahora no dar alas al pensamiento, que si le dejo volar un segundo, libre volverá a tu mundo y de allí no saldrá jamás. Ahora o nunca, que el nunca se me antoja eterno y en mi eternidad está ella y solos quiero que estemos, ella y yo y nadie más.

¿Dónde quieres entonces?

A la vista de todos, que pueda olerte sin tener que devorarte, que si mis manos van solas en busca de tu resguardo, los ojos inquisidores las frenen, que si mi boca busca tu lengua, el murmullo del gentío nos lleve a la realidad y no me pierda entre los labios que enloquecen mis sentidos.

¿En tu coche?

En mi coche

¿A las 11:00?

A las 11:00

¿Llevo algo?

Trae cigarros, que mientras fumo distraigo el sentir de mi miembro palpitando.

Con mi Marlboro en la mano a las 11:00 estoy llegando, bajo un árbol a la sombra veo tu coche aparcado, te estoy viendo, me estás mirando, yo me acerco, tu me abres y los ojos se van clavando.

Cuánto tiempo sin sentir la música de entre tus labios.

¿Cuánto quieres?

Quiero todo, quiero no perderla nunca y que te quedes a mi lado, quiero mi vida con ella y tus besos desbocados, quiero vivir en su cama y mis manos en tus labios, quiero que sea la única y tenerte entre mis brazos, quiero ser su único aliento y que suspires profundo cuando mi cuerpo se adentra entre tus labios salados.

¿Y ahora?

Ahora, que el vicio infinito nos inunde con su niebla, que no pueda ver la humedad que aparece entre tus piernas. Enciéndeme otro cigarro y en la nube intoxicada del amor que me atormenta, no veré como tus labios se deleitan del influjo que entre mis piernas me grita por salir de esta su cueva.

El cigarro se ha apagado, ya tus manos que me acechan, ya tu boca entre mis nalgas, no quieren que tú te detengas. A mi espalda encaramado, sujetando mis caderas, quieres, quieres todo sin nada a cambio, quieres que yo me estremezca, quieres oír mis gemidos y sentir que yo te quiera. Enredado entre mi pelo, quieres, dejando caer sobre mí el querer, el querer que ella siempre espera.

¿Qué querremos para mañana?

Solo quiero seguir fumando y que la niebla no desaparezca.

Abre la puerta ahora.

¿A las 11:00 será buena hora?

Quizás a las 12:00 aparezca.

Anuncios

79 comentarios en “Del querer y otros delirios

      1. Como ya dijo el Marqués de Sade hace mucho tiempo el verdadero pecado es demonizar la naturaleza humana. Olvídate del pecado, el deseo es la llamada de la vida, y por último algo que he aprendido a lo largo de los años: puede existir el deseo sin amor, pero el amor sin deseo se muere de inanición, alimenta tu deseo y alimentarás el amor.

        Le gusta a 3 personas

  1. Margui la apasionada. Que digo apasionada…la pasión eres tú.
    Fúmame!! No dejes de fumarme de vez en cuando. Alimenta mi cuerpo con tus deseos y ama a otros mientras tanto. No quiero tu corazón. Solo el humo que exhalas me basta para enamorarme de tus caricias y de tus letras.
    Mil besitos entre delirios!!!

    Le gusta a 2 personas

  2. Impresionante el deseo, con amor mejor, pero el deseo te atrapa y a veces te lanza, pecado,? Matar no desear amiga… Arrasa de deseo y ya sabes tacita a tacita el deseo como dicen puede llevar al amor, el amor que no desea es un amlr muerto…. Fántastica como siempre!! Besazossss te adoro 💋

    Le gusta a 1 persona

      1. La autenticidad es un bien protegido, está en “extinción” 🙂 Podemos llenar mares de páginas con “sucedáneos” de amor, con supuestos “deseos”… En mi opinión solo los VALIENTES se atreven a AMAR y a DESEAR AMANDO. El amor no tiene nada que ver con el dolor y los rollos que nos montamos… digo el de verdad… pero como el sucedáneo nos estimula como la montaña rusa “inmediatamente”…”engancha” como la mejor y más codiciada droga… Miles de adictos … Jajajajjajajaj qué profundidad, debe ser la caña que me acabo de tomar para sofocar este calooooorrrr. Besitos

        Le gusta a 1 persona

  3. A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear.
    » Marcel Proust (1871-1922) Escritor francés

    Pura escencia de pasión y deseo…sin fingir nada. Para manejar a los hombres se necesita elaborar una estrategia…¿ No? Besos vacacionales. Margui..eres un encanto

    Le gusta a 1 persona

    1. Si te digo la verdad, no tengo interés alguno en gastar mis energías en manejar a ningún hombre, tengo otras prioridades. Así que el que quiera estar junto a mí lo hará libremente y si no la puerta la tiene abierta…
      Un poco borde, lo sé. Pero es lo que siento
      Tu sí que eres amor en estado puro

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s