Versión de un reflejo de mí misma.

La humedad, disfrazada de pintura resquebrajada, entumece los recuerdos de lo que un día fue, y hoy, cerrado a cal y canto, permanece en el olvido. Las termitas se han instalado a su antojo y el olor a rancio emborrona el clamor de los aplausos que me calaron los huesos cuando un día os hice libres.

Candados fijando puertas de un teatro desvencijado; condenado al olvido. Años paseando por delante los porqués de quedarme callada, de no atravesar sus ventanas. Arrepentida de consentir que hicieran con vosotros lo que quisieran. Enfadada conmigo misma por no escuchar vuestras quejas.

En sesión privada, con la ruina haciendo mella, vengo a rendíos cuentas.

Cenital sobre cuatro cabezas, en el escenario, me dan la espalda hombro con hombro. En un patio sin butacas llego hasta el foso que nos separa. Saben que estoy aquí, siento que me esperaban; y sin mediar palabra da comienzo la función.

El silencio dramático, sin música ni adornos, congela mi cuerpo arrancándome el alma, para situarme entre mis cuatro compañeros de viaje. Caminan en círculos rodeándome y cuando el aire comienza a faltarme, da un paso al frente el primer personaje.

-Marcado de nacimiento, sin saber cómo ni dónde; utilizado; como una bestia tratado, sin derecho a reprocharles. Sintiéndome siempre culpable. Castigado por soñar despierto a vivir en esta cueva.

Años inventando mundos inexistentes entre mis piedras, de apaciguada tranquilidad, por no saber mi verdadera existencia.

La sorpresa me llegó despierto, cuando entre engaños me dijeron, que mis recuerdos eran fruto de un mal sueño. De esclavo a príncipe en un segundo. Como animal que amamanta odio, aniquilé todo a mi paso, despertando nuevamente en la realidad que me habían trazado.

Desahuciado de nuevo, mis días y noches se entremezclan sin saber si sueño o estoy despierto. Solo mi nombre me queda, grabado con sangre del recuerdo y teñido de un halo de esperanza. Segismundo me llamo.

Silencio que vuelve al círculo rodeando mis suspiros. Empiezo a girar con ellos y en el devenir de mis vueltas, ella mi cara sujeta, enfrentando su mirada a la mía ya a la espera.

-Altiva, egoísta y malvada; envidiosa en ocasiones. Todo eso de mí han dicho. ¿quién cojones preguntó por qué lo hice? Nadie, nadie traspasó los límites de mi fachada. Años esperando una duda, la piedad de quién te entiende por haber vivido lo mismo. Cabeza de Turco para poder darme de latigazos sin sentirse culpable.

Mujer sabedora de mi vida antes de haberla vivido. Instruida por otra que ya sabía mi destino. Desposada a los quince años. Familias pasando página cuando algo está arreglado. Vertedero del semen de un marido que ni siquiera me miraba cuando sobre mí se desahogaba.

Recé, hasta que el hueso de mis rodillas se toparon con el suelo, para no engendrar una niña; y una tras otra cinco vinieron.

Seguí aguantando los golpes y cuanto más me dolía, más altas se hacían mis paredes. Fui cerrando las puertas según se acercaba el momento. Velé, oculta, sus desvelos; acaricié sus caras cuando dormían. Lloré a escondidas mientras ellas soñaban, una vida que no vendría.

Decidí por ellas que nadie las rozaría, sabiendo que pagaría por el resto de mi vida. Asumo mi pena y con la culpa cargo, la culpa y el estigma de mi nombre, pues Bernarda me llamo.

El engranaje comienza a girar de nuevo con sus piezas en su sitio, y yo, en sentido contrario, busco al tercer personaje.

La velocidad me hace tambalear, hasta que sus brazos me frenan en seco y sus labios acarician los míos.

-Mi existencia resumida a los besos robados. A buscar en la inocencia el placer. A huir siempre con el rabo entre las piernas.

Amante de una noche, dando la vida en cada instante que pasé con ellas. Entregué mi corazón con cada una. Quise con pasión infinita para enloquecer en la huida. Lloré mares de amargura al saber que no eran mías y yo solo cargué con la culpa.

Nadie se preguntó si fui yo el ultrajado, si de mí se aprovecharon. Damas con maridos o casadas con Dios, que solo querían de mí ser amadas de verdad y cuando plenas estaban, urdían con sus lágrimas haber sido utilizadas.

Dos verdades para el que ama; dos historias y solo una contada. Un nombre que marcó el destino entre hombres y mujeres; el mío, Juan, Don Juan Tenorio.

Sin preámbulo me agarra del pelo el cuarto que va a entrar en el juego.

-Me buscáis todas y todos como fin de la carrera. Soy el cenit, el papel cumbre cuando ya no hay personajes con los que brillar y solo veis en mí maldad. Me tratáis como vieja sin escrúpulos, manipuladora de sentimientos por unas monedas.

Dediqué mi vida a los que vinieron a pedir consejo y cuando nada me quedaba, me tiraron como un trapo viejo.

Los abandonos trajeron desconfianza y la desconfianza me regaló la soledad.

Sola llegué y sola me marcho. No quiero a nadie a mi lado. Agotada estoy de que me usen personajes y humanos. Que se vayan los amantes a buscar consejo a otro lado y si deciden venir, que lo hagan con cuidado. No se volverá a decir mi nombre en vano; lucharé por mi historia y quién me quiera tendrá que decir todas las letras pues Celestina me llamo.

Se alejan de mí despacio y mis ojos avergonzados imploran perdón sin palabras.

La verdad con muchas versiones eligiendo siempre la más sencilla.

Los focos se han apagado y en la oscuridad siento la presencia de muchos más que no hablaron. Me llevo a todos en mi pecho y el tiempo pondrá a cada uno en su sitio.

Anuncios

157 comentarios en “Versión de un reflejo de mí misma.

  1. Wow Margui… Mi Florecita!!! De todo lo que he tenido el gusto de leer hasta ahora, de tu mano, creo que esto ha sido lo que más me ha gustado!!!
    Será por que justamente es un reflejo de tu misma, de la versión real que hay tras las palabras.

    El abandono llega y con ello la desconfianza y por supuesto la desconfianza trae soledad… se con que letras se escriben esas palabras. Cuan profunda verdad.

    Escoger la versión más sencilla, solo lo hacen los “grandes”, como tú. Eres mejor que cualquier teatro olvidado donde han quedado muchas historia contadas.

    Tu corazón a albergado a más de uno, quizás sin correspondencia en el destinatario o al menos como tibien lo mereces… pero como a todo edificio, llámese teatro u otro que para otro fin se use; el ser humano, y en especial tú, tienes dimensiones para reinventarte y como e ave más bella echar a volar cuando quieras.

    Me encanta ese final magistral… ese que dice que al final, cada cual será puesto en su lugar.

    T tú estarás donde te corresponde, en el lugar de la compañía, el amor y la sonrisa.

    Se te quiere mi Florecita. Y excelente entrada!!’👏🏼

    Le gusta a 1 persona

    1. Awi… ¿tú sabes que te iría comiendo despacio? Así, de a poquitos. Para tener un poco de ti por el resto de mi vida.
      Despues de leerte, me siento ligera y mi culazo cual brasileña. La cabeza centrada. Las ideas fijas jajaja.
      ¿Tu has probado la autoayuda? Te forras niña te forras jajajaja
      Yo hoy, con tus palabras, estoy para desfilar en Milan.

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajajaj,
        Gracias mi Florecita. Ahora se que tienen sentido las cosas que pienso y las que siento.
        Tí vida es in continuo desfile, en el cual el modelo más actual y bello es el que tú llevas… no dejes que nadie robe los aplausos que salen primeramente de tu corazón.
        Y Ole!!!! Por ti.
        No se de autoayuda… se de amor, aunque eso me cueste raspones jajajaja.
        Un abrazote con una sonrisa en mi rostro.

        Le gusta a 1 persona

  2. Es una entrada magistral, Margui! Ese escenario (vida) con cuatro personajes que de algún modo todos han sido víctimas de injusticias. Grandes nombres de la literatura española, cuatro puntos de vista para mostrar mucho más entre líneas que las propias palabras escritas. Intuyo algo escondido…
    Me ha encantado! Un abrazo, Margui! ☺

    Me gusta

    1. Víctimas y verdugos. Según el punto de vista, el prisma con que se mire. Según quien te cuente la historia.
      Como la vida misma niña.
      Imagina un divorcio jjj, no es la misma versión la de la familia de él o de ella, siendo la historia la misma.
      En cuanto a esconder… jajaja si soy un puto libro abierto. Esto del blog está tirando por tierra mi fama de tirana jajaja

      Le gusta a 1 persona

      1. Jajaja no hace falta que imagine un divorcio… Tuve la “suerte” de vivir recientemente uno en mis carnes y no fue agradable.
        Te entiendo, con lo del blog. A mí me pasa lo mismo, a veces creo que plasmo demasiado de mí 😅
        Pero qué le vamos hacer! La escritura es un proceso muy personal, no se puede evitar.
        Un besazo, guapa!

        Me gusta

      2. Todo pasa y enganchando con el relato, verás como la historia que sientes hoy, en un año se ha transformado y los buenos no lo son tanto y los malos dejaron de serlo.
        jajaja.
        Casi nunca escribo nada real al 100%.
        Historias inventadas recreadas en mí.
        O no sé jajaja realmente no lo sé jajaja

        Le gusta a 1 persona

  3. Sin palabras. Por escritos como este es por lo que te mereces el premio, pero esto no va de premios, va de sentimientos y esos son mucho más importantes que los premios, y a ti te sobran, te desbordan y los compartes con nosotros haciéndonos enriquecer como personas ❤

    PD. Para ser sin palabras, escribí un huevo 🙂

    Le gusta a 2 personas

  4. Ya… por favor comprende: 40º más la sensación térmica que deben ser unos 50º a la sombra. Inhalas y no hay aire, exhalas las ansias de un otoño y un invierno que caminan a paso de tortuga (lpm).
    Ya entendí. Y tuve que volver a leerte. ¡GRACIAS por el paseo! Que le den al del 5ºB, si esto es teatro del bueno contigo, siempre quiero más! Versiones en donde está mi ojo, claro, y mi cuerpo y mi alma enteros. 🙂 Clap clap clap.

    Le gusta a 1 persona

      1. Ya me tiré a la piscina siendo ya de noche, me siento mejor… jajajaja.
        Vale. Te tomo la palabra (no me haga hablar, que con mi acento puede que se te acerquen 20 más o que se fuguen de golpe. Es peligroso. Jajaja). Besos mi Margui.

        Le gusta a 1 persona

      1. No, este residente está loco. Lo estoy mirando ahora mismo en las noticias: “We are building the wall. We are building the wall”… No dice otra cosa. Imbécil. Siguen matando gente en las calles, siguen protestando, siguen arrestando a inmigrantes… Triste, triste. Ja! Noticia: La Casa Blanca veta periodistas… ¿Qué te parece?

        Le gusta a 1 persona

      2. Bueno, yo no soy indocumentada. Soy ciudadana. Pero ayer, arrestaron a un puertorriqueño y lo tuvieron preso tres días porque el no sabía contestar preguntas sobre la isla. Estaba en E.U. desde bebito. La mamá presentó el certificado de nacimiento y su identificación y ni así. Tuvo que intervenir un congresista. Pero si me deportan a PR con gastos pagos no me voy a quejar… Paso unas vacaciones y vuelvo Jajajaja…

        Le gusta a 1 persona

      1. Pues casi más con el quinto personaje que es el que describes pero no presentas, el primero: el teatro. Cargado de recuerdos, de ilusiones que no llegan y viviendo un momento que, a veces, no considera como suyo pero en el que, sin embargo, se encuentra cómodo.😉

        Le gusta a 1 persona

  5. Cuatro clasicos de la pasión a los que engalanas con tus letras y sentimientos. Tu visión sobrecogedora y desgarradora del vacío que da paso a la libertad es un buen manifiesto pro persona. Magnifico, Margui. Sin duda, la vida es un teatro.

    besitos, linda.

    Le gusta a 1 persona

  6. Reflexionando en voz alta

    Que sosiego da el teatro. Al final los aplausos.

    Siempre me fascina tu agilidad para contestar comentarios con la ironía que no se retuerce en lo que escribes.
    Es como si fueseis dos ¿Marguis?

    Me gusta

      1. Reflexionando en voz alta

        No te ofendas!
        Pero, pudiendo conocerte leyéndote, para qué un bis a bis frente a un lobo desdentado con platos de por medio que sin duda estorbarian a la intención?

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s