Requiem por una polla desarmada

Vivo, que no respiro, mas entre pálpitos me desplazo, anhelando encontrar mi camino.

Por mis venas sinuosas se acumula el desenfreno, que a trompicones a veces y otras con más talento, se vienen arriba buscando, un refugio entre lamentos.

Amigas y conocidas se cruzan en mi camino y sin mirarnos siquiera simulamos indiferencia, que por ser únicas en nuestra especie, existimos comparando, transitamos con la esperanza de no ser derrotadas en el primer asalto.

Lucha encarnizada por el poder otorgado, hubo un tiempo en que soñé, ser la polla del tercero, siempre lista en la batalla, preparada en cualquier duelo. Escuchando las contiendas, pasé todo un invierno. Ahora que la paz ha llegado hasta su dueño, sonrío a sabiendas que todo dura duro, lo que dura un momento.

En el cuarto la timidez, protegida de pellejo, que solo asoma los ojos, cuando el furor le mantiene preso.

En el primero el vigor, que pegada siempre al ombligo, se pasea en gravedad indecente a la vista de los vecinos.

Entresuelo, republicana de nacimiento, hacia la izquierda carga, sin escuchar que el pueblo, sigue votando en secreto, y en del bajo soterrado sale a derechas pensando, que lo tiene todo ganado.

Que sería de los coños anegados, si en el segundo no viviese el perfecto ángulo recto de noventa grados, cual percha anclada a un cuerpo, que la maneja con esmero.

En el ático culminando, de asentada y gruesa base, puntiaguda en el extremo, la pirámide de Keops, desafía al bloque entero, bajando las escaleras, mostrando su contoneo.

Ahora viene cuando la matan, que de estrangulamientos algunas sufren, para no perder la potencia de un despiste traicionero. Gatillázos sin ni siquiera apuntar al centro del agujero. Conejito duracell, que sin ser un conejo, dura y dura sin decir ni un solo te quiero. Están las que te follan despacio, deleitándose en el momento, las que entran de golpe y se paran ahogando los lamentos, también las que acarician labios en busca de un premio certero, las que en círculos someten, las que no tienen descanso, las que a la inversa se corren, reteniendo la corrida, concentradas en no tener que empezar de nuevo el trabajo.

Vivo en el entreplanta y salgo de vez en cuando a respirar este mundo que me tiene aquí atrapada. No miro hacia el pasado, el futuro se dibuja incierto y sueño todos los días, poder morir empalmada.

Anuncios

66 comentarios en “Requiem por una polla desarmada

  1. Margui eres un volcán….la energia vital que errupta tu texto me levantó al aire, tiró al suelo, me aplasto y machacó. Tan de avanguardia es tu ¿ POEMA? ¿ SENSACIONES? Lo que sea…pero no he entendido nada de que se trata. Creo que los dos ,Chus y yo , somos un poco “retrasados ” en plan del avanguardismo.( sonrisa). Es como si fuera un cuadro de surealismo…no entiendes nada pero te afecta. Besos chica rebelde.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s